Close

Miedo al conflicto

comunicacion.

Tanto en terapia como en la vida en general comprobamos que cuando la comunicación empieza a fallar, aparece el conflicto. Muchos de los problemas con los demás: con nuestros amigos, con nuestro jefe, con nuestros padres o con nuestra pareja se debe a problemas en la comunicación.

Lo primero que deberíamos ver es que tipo de comunicación (o ausencia de ella) tenemos. Muchas veces pasamos de una comunicación pasiva (que es no decir las cosas que nos molestan o que necesitamos para evitar el conflicto) a una comunicación agresiva, cuando ya nos podemos más. Es importante ver que ni la una ni la otra en verdad es comunicación. La pasiva, obviamente que no lo es porque no decimos las cosas, y la agresiva tampoco, porque a nuestro receptor no le llega el contenido del mensaje, sino que sólo se fija en las formas (llenas de ira).

Es fundamental trabajar una buena comunicación asertiva. Con ello, uno aprende a que todo se pueda decir a la otra persona si tenemos siempre presente decirlo de una manera adecuada, es decir, como me gustaría a mí que me lo dijeran. De qué manera a mi no me sentaría mal y no me vería atacado.

Muchas veces no expresamos las cosas para no hacer daño a la otra persona o por el miedo al conflicto. Y no nos damos cuenta de que la situación se agrava más, dañamos más nuestra relación e, incluso, nos alejamos más de la otra persona cuando no nos comunicamos en general.

Comunicarnos, además, tiene otra gran ventaja, y es que no dejamos lugar a las interpretaciones: “Seguro que esto lo ha hecho por este motivo”, “su intención ha sido”, etc… Que en ocasiones nos lleva a cometer errores causales que enturbian la relación.

Desde Tuyo Psicólogos podemos ayudarte a trabajar las habilidades sociales, a conseguir una adecuada comunicación eficaz y a mejorar las relaciones sociales y de pareja, a través de terapia individual o de pareja.

 

Pablo López – Psicólogo